Guernica y la acusación de Picasso

Guernica

Este 26 de abril se cumplieron 78 años del bombardeo llevado a cabo en 1937 por la legión Condor alemana y la Aviación Legionaria italiana sobre el pueblo de Guernica en el marco de la llamada “Operación Rügen”, un ataque aéreo que buscaba apoyar al bando fascista que combatía contra el gobierno democrático y constitucional de la Segunda República Española. El 70% de los edificios de la ciudad fue totalmente destruido por el incendio, que no se pudo apagar hasta el día siguiente, y el 20% gravemente dañados (el arquitecto general de Regiones Devastadas contabilizó 271 edificios demolidos, lo que suponía el 74,4 por ciento de los existentes en la villa de Guernica y el barrio de Rentería). La repercusión internacional que alcanzó este bombardeo ha hecho que sea una masacre mundialmente conocida y considerada como un icono antifascista, la masacre de Guernica.

A principios del 1937 el Gobierno de la República Española encargó a Pablo Picasso, por entonces director del Museo Nacional del Prado, un lienzo para decorar el Pabellón Español durante la Exposición Internacional de Artes y Técnicas, que tendría lugar ese mismo año en París. Pocos días después del encargo ocurrieron los hechos. El día 1 de mayo de 1937, en la manifestación del Día de los Trabajadores, un millón de personas salieron a las calles de París para mostrar su repulsa por el bombardeo de Guernica. Ese día Picasso contempló por primera vez una imagen del desastre. Era una fotografía en blanco y negro de un periódico francés en la que se observaba la ciudad vasca destruida. Fue su inspiración. A partir de entonces realizó decenas de bocetos del cuadro en un taller situado en la rue des Grans Agustins de París, hasta que terminó la obra.

picassoLa obra de Picasso nació de su dolor, de la ira y de la pasión, fue una acusación terrible contra el intento de establecer en Europa el dominio de la negación del hombre. En el Bombardeo de Guernica aparece un nuevo espíritu que no actúa desde el exterior del espíritu creativo sino desde el interior, es decir desde la vivencia específica del artista; actúa desde el interior de las maneras intelectuales cubistas, de la simbología del surrealismo, de las deformaciones expresionistas, refundiendo esta materia en una síntesis poética-formal superior. En Guernica cada signo, cada figuración tiende a la expresión del hecho; la deformación acentúa una verdad de las cosas. El toro, el caballo, la lámpara, el cuchillo, la flor, los personajes emblemáticos del drama, en la dilatada tensión de la imagen, asumen un sentido de implacable, universal condena de cualquier poder que destruye la integridad de la persona humana.

Pero en aquellos años Guernica significó también una otra cosa. En un periodo en que la teoría del arte, de la poesía como “ausencia”, había llegado a su punto máximo, Guernica fue la declaración perentoria del contrario, fue la demostración de cuánta historia, de cuánta presencia, de cuánta participación el arte podía y debía vivir.

Por todas estas razones Guernica, además de ser un fundamento de la historia moderna del arte, fue también una obra que ha tenido una gran influencia en la formación de la conciencia cultural de los intelectuales de todos los países. Era necesario, por lo menos para Picasso, empujarnos hacia analizar una obra como el Bombardeo de Guernica. De hecho esta obra completa positivamente el período de los movimientos de la vanguardia, recapitulando sus postulados formales y de contenido con una eficacia que no tiene comparación en todo el arte contemporáneo.  Desde entonces en adelante los problemas que surgirán de frente a los artistas no pudrían ser en términos de puro vanguardismo, sino que deberían necesariamente tender a superarle.

picasso 1Picasso concibe el arte sólo como un medio de expresión, absolutamente no como algo que tiene valor en sí mismo. En este sentido probablemente la mejor definición de Picasso nos la dio su amigo Manolo “Para Picasso la pintura no es que el accesorio”. De una forma desgarradora, explosiva, desconcertante, frecuentemente Picasso revela las contradicciones que están en la historia y dentro el ser humano de nuestra época. La obra de Picasso, por lo tanto, hasta el final, es la historia de cómo Picasso reaccionó a los acontecimientos que se pasaron alrededor de él.

“El arte” dijo Picasso “no es la aplicación de un canon de belleza, sino lo que el instinto y el cerebro conciben más allá de todos los cánones”. Por esta razón Picasso, partido del Cubismo, llegó a Guernica y más allá de Guernica.

.

Anuncios

4 comentarios en “Guernica y la acusación de Picasso

  1. El Bombardeo de Guernica es el grito de todos los pueblos devastados. El dolor de la humanidad herida, que Picasso con su tremenda conciencia de los terribles hechos pudo crear y representar en una obra icono que ya es a temporal, porque suma a todos los Guernicas que siguen viviendo la humanidad.
    La extraordinaria fuerza de las imágenes se siguen repitiendo ya casi en forma cotidiana en el mundo, pero mientras no perdamos la capacidad de asombro la obra de Picasso seguirá teniendo el sentido y la fuerza conmovedora que el artista le imprimió.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: ¿De dónde eres? | mirandoelarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s